Tratamientos

La persona persona que presenta síntomas debe consultar a un médico neurólogo especializado en Distonía, quiénes el facultativo capaz de identificar y diferenciar los movimientos distónicos. No existen exámenes de laboratorio ni radiológicos que ayuden al diagnóstico, solo pueden solicitarse para descartar otras patologías neurológicas. Existen 3 tipos de tratamientos.

Cabe señalar que en la actualidad, no existe una cura para la distonía. Los tratamientos que se conocen y se aplican tienen como efecto controlar los espasmos, permitir que mejoren algunas funciones y posturas anormales y aliviar el dolor causado por algunas de estas posturas anormales.
1. TERAPIA CON MEDICAMENTOS

Los medicamentos actúan en el cerebro sobre la zona de los ganglios de la base y en algunos casos ayudan a disminuir los síntomas. Sin embargo, en algunas ocasiones, los medicamentos pueden provocar un aumento de la Distonía. De allí la importancia de que la persona con distonía que ingiere medicamentos, mantenga un control médico riguroso.

Solo a manera de información general, se señalan, a continuación, los medicamentos más comunes que los Neurólogos indican a personas con distonía:

Anticolinérgicos: son medicamentos que disminuyen la acetilcolina. Son los más usados en el tratamiento de la distonía generalizada y cervical. Se empieza con una dosis muy baja para aumentar lentamente. Puede haber boca seca, visión borrosa, y constipación. Convérselo con su médico para llegar a la dosis más adecuada. Los más conocidos son Artane, Tenvatil y Tonaril (Trihexifenidilo).

Gamamiméticos: son drogas que regulan el sistema gama en el cerebro. Entre ellas se pueden mencionar:
(1) Benzodiazepinas: Ravotril, Diazepam, Valium, Lorazepam. Cabe señalar que las benzodiazepinas pueden causar somnolencia y aumentar el efecto sedativo del alcohol. Se deben usar bajo control médico.
(2) Baclofen (Lyoresil): Es un relajante muscular que se administra en forma oral o a través de una Bomba que administra la dosis en forma permanente. Su uso es menos frecuente y con resultados muy variables.

Anticonvulsionantes : como la Carbamazepina o Primidona. Estos se usan poco, pero a veces ayudan en algunas distonías.

Dopaminérgicos : como Prolopa, Saniter y Bromocriptina: Este grupo de drogas incrementa la transmisión de la dopamina circulante en el cerebro, ha sido probada con éxito en un tipo de distonía conocida como Dopa-Responsiva.

No debemos olvidar que cada persona es única y reacciona de manera muy diferente a un mismo medicamento.

 

 2. INYECCION DE “TOXINA BOTULINICA”, Tipo A

La “toxina botulínica Tipo A” ofrece la mejor esperanza para el tratamiento del dolor y el control de los espasmos en los músculos distónicos, sin tener efectos colaterales significativos. En caso de producirse efectos colaterales, estos son reversibles y desaparecen en un par de semanas luego de la inyección.

Por lo general, las inyecciones no deberían repetirse antes de 90 días. Los estudios realizados sobre esta materia, han demostrado que pueden presentarse anticuerpos a la “toxina botulínica tipo A” si es inyectada en forma indiscriminada.

La “toxina botulínica tipo A” es una sustancia producida por la bacteria “Clostridium Botulinum”. Su acción consiste en paralizar los músculos bloqueando el impulso transmitido desde las terminales nerviosas a éstos. La “toxina botulínica Tipo A” es diluida y administrada mediante inyecciones intramusculares, en mínima cantidad, y tiene la propiedad de actuar selectivamente en los músculos distónicos inyectados. Se emplea una pequeña jeringa y como toda inyección, se siente una incomodidad transitoria en el sitio inyectado. Los efectos de la “toxina botulínica Tipo A” comienzan a experimentarse al cabo de diez días y se prolongan por espacio de dos a cuatro meses. Se debe tener en cuenta que las respuestas son muy variadas de una persona a otra, e incluso en la misma persona de una inyección a otra.

Las personas con distonía deben estar conscientes que el tratamiento requiere de perseverancia y paciencia, para continuar con él hasta que el médico especializado que lo realiza, encuentre la dosis necesaria y los puntos de inyección indicados para lograr el mejor resultado, éstos varían de una persona a otra.

La “toxina botulínica Tipo A” actualmente a la venta en el mercado chileno, se encuentra bajo distintas marcas comerciales:

•  Botox de Allergan, EEUU.

•  Dysport de IPSEN, Reino Unido

•  Toxina Botulínica China del Laboratorio CORLEANS

•  Toxina Botulínica Coreana distribuida por CIRUMED

En el mercado internacional existen otras marcas de “toxina botulínica TipoA”, entre ellas:

•  Xeomin de Merz Alemania

 

              3. CIRUGIA

En la actualidad existen tres procedimientos quirúrgicos primarios para el manejo de algunasDistonías, los cuales se recomiendan sólo en casos severos y cuando el tratamiento con medicamentos e inyección de toxina botulina no han dado resultados. Estos procedimientos han ayudado a algunas personas, pero no a todas. Se debe consultar un neurocirujano con gran experiencia en estas cirugías. Toda cirugía es riesgosa y la persona con distonía debe interiorizarse bien de qué se trata y cuales son los riesgos.

CIRUGIA IRREVERSIBLE

La persona que piensa en una cirugía para su distonía debe estar muy consciente que son operaciones irreversibles, es decir, si se produce un daño no hay vuelta atrás. De ahí la necesidad de consultar con un neurocirujano que tenga experiencia en este tipo de intervenciones.

Denervación periférica selectiva: La denervación significa cortar los nervios que alimentan a un grupo específico de músculos que juegan un rol en este tipo de Distonía. Una vez que los nervios han sido cortados, el músculo o grupo de músculos se atrofian o debilitan en forma permanente. La denervación es irreversible , por este motivo es extremadamente delicada.

Talamotomía o Palidotomía: Esta cirugía destruye pequeñas partes del tálamo o del pálido y puede a veces minimizar los temblores y posturas anormales. Los resultados de esta intervención son muy variados. Actualmente este procedimiento está reservado solo para casos extremadamente severos y también lo debe realizar un neurocirujano con experiencia.

CIRUGIA REVERSIBLE.

Estimulación cerebral profunda (DBS): En la actualidad existe otra cirugía que consiste en el implante de un estimulador eléctrico en el globo pálido. Esta intervención es de alto costo, pero con resultados muy positivos. En Chile aún existe poca experiencia para el caso de la distonía generalizada. Se ha efectuado el implante para casos de Enfermedad de Parkinson.