Distonia

“Es un síndrome neurológico que se caracteriza por contracciones musculares involuntarias, las cuales causan movimientos espamódicos o posturas anormales”.

Definición

La distonía es un síndrome que consiste en contracciones musculares sostenidas. Generalmente causa torsiones, movimientos repetitivos y/o posturas anómalas.

Puede presentarse también con “tícs” regulares o irregulares, superpuestos a las contracciones musculares. Afecta a una o varias partes del cuerpo y frecuentemente es doloroso. Los movimientos desaparecen al dormir; se piensa que la causa de estas posturas anómalas tiene su origen en una área del cerebro, conocida como los ganglios basases. Los mensajes para iniciar las contracciones musculares necesarias para los movimientos específicos de­ cuerpo son originados en dicha región. Al no cumplir bien su función, los ganglios básales serian los causantes de un mal funcionamiento neurológico.

No hay pruebas de laboratorio que confirmen el diagnóstico distónico. Este se hace sobre la base de análisis e historia clínica neurológica. Un medico neurólogo, familiarizado con distonías, reconocerá las características de movimientos distónicos anormales. Sí el médico sospecha que la distonía puede ser secundaria a otra condición, algunas pruebas de laboratorio pueden confirmar o refutar dicha sospecha.
Las distonías pueden tener una causa desconocida (idiopática) o pueden deberse a causas identificadas como secundarias tales como golpes, tumores, pérdidas anormales de sangre, daño cerebral durante el parto, exposición a drogas neurolépticas y desórdenes metabólicos.

Cuando la enfermedad se desarrolla en adultos es más probable que se focalice en una sola parte del cuerpo. También suele ocurrir que la distonía comience en forma generalizada. Esta no afecta el estado mental y, si las limitaciones físicas no son demasiado severas, los adultos pueden continuar con su trabajo y los niños pueden estar capacitados para continuar sus estudios. Sin embargo, es necesario hacer algunas adaptaciones para disminuir la incomodidad física.
La distonía puede ser hereditaria, particularmente cuando se presenta en menores. Es usual que los pacientes y sus familias sean interrogados cuidadosamente. Si se confirma, se les ofrece “consejos genéticos” a aquellos que lo deseen.

Para mayor información acercate a nuestras oficinas o escríbenos en contacto.